EXUBERANCIA IRRACIONAL

EXUBERANCIA IRRACIONAL

Editorial:
DEUSTO
Año de edición:
ISBN:
978-84-234-2265-4
Páginas:
2021
Disponibilidad:
Sujeto a disponibilidad y cambio de precio

En esta edición revisada, actualizada y ampliada de su bestseller del New York Times, el economista ganador del Premio Nobel Robert Shiller, que ya advirtió de la burbuja tecnológica y de la de la vivienda, ahora nos alerta de que los signos de la exuberancia irracional de los inversores no han hecho más que aumentar desde la crisis financiera de 2008-2009. Con los precios de las acciones y los bonos disparados en Estados Unidos y el incremento del precio de la vivienda en muchos países, el boom post-subprime bien puede llegar a convertirse una demostración más del argumento de Shiller sobre la volatilidad impulsada por los vaivenes psicológicos inherente a todos los mercados activos. En otras palabras, :Exuberancia irracional sigue siendo una obra tan relevante como siempre. Pero, además, la importancia de :Exuberancia irracional trata de algo mucho más importante que la situación actual en un mercado determinado, pues el libro analiza las fuerzas que se mueven todos los mercados arriba y abajo. Muestra cómo la euforia inversora puede llevar los precios de los activos hasta cotas vertiginosas e insostenibles y cómo, en otras ocasiones, el desaliento inversor puede hacer bajar los precios a niveles muy bajos. Las anteriores ediciones del libro trataron los mercados de valores e inmobiliario y se hicieron famosas por predecir sus :crashes. Esta nueva edición amplía su alcance para incluir el mercado de bonos, por lo que el libro se dirige ahora a todos los principales mercados de inversión. Para esta edición se han actualizado todos los datos y se ha añadido el parlamento que ofreció Shiller al recibir el Premio Nobel. Además de diagnosticar las causas de las burbujas de activos, :Exuberancia irracional recomienda cambios urgentes en las políticas económicas y financieras para disminuir la probabilidad de que se repitan o, por lo menos, su gravedad, y aconseja a los inversores algunas medidas para reducir su riesgo antes de que estalle la próxima burbuja. Nadie cuyo futuro dependa de una cuenta de jubilación, una casa, u otras inversiones pueden permitirse el lujo de no leerlo.